Filosofía para profanos

Esta colección de Maite Larrauri, FILOSOFÍA PARA PROFANOS, se ha convertido en una fuente inagotable de pensamiento. No solo me ayuda a pensar en cosas que nunca imaginé, sino desde puntos de vista que me hacen sentirme vivo.

Tengo todos sus libros leídos y releídos, subrayados y con comentarios al margen. Los regalo y recomiendo. Hasta imagino debates sobre ellos. Los cito en mis clases, en mis conversaciones… Hasta en mis puestas en escena. Un ejemplo son estas palabras que escribí en la presentación de Lucidez y errores de un hombre lento, que ahora ensayo:

“Porque esta puesta en escena no es ni más ni menos que una opinión, aunque desde el arte del teatro; por ello, comparto las palabras que Maite Larrauri escribe en su libro La libertad según Hannah Arendt: `La opinión es veraz, si muestra al mismo tiempo lo que desea señalar y desde dónde se señala. Quien opina se exhibe, se arriesga, porque pone ante los ojos de los demás su punto de vista formado por lo que ve y la perspectiva desde donde lo ve´.

Espero que Maite nos regale un libro que se titule LA MUERTE SEGÚN…

Extracto de “El deseo según Gilles Deleuze”:

Hay plantas que crecen horizontalmente, como la hierba. Se las llama rizomas. Borrarse y experimentar se resume en hacer rizoma: no echar raíces en nuestra identidad, hacernos mundo buscando las conexiones que nos convienen.

(…) No plantar, o plantar y olvidar, y seguir rodando. Es así como circula la vida, y es así como se mueve el deseo, siempre mediante empujes exteriores y conexiones productivas. El rizoma es una multiplicidad que cambia a medida que aumentan sus conexiones.

El viaje, el movimiento, la desterritorialización adquieren, gracias a la imagen del rizoma una dimensión más precisa. No son más vitales los individuos que hoy en día se desplazan de un lado para otro casi sin parar, por trabajo o como turistas, ni los que cambian de domicilio o de amante continuamente.

El rizoma no abandona un territorio para ocupar otro, sino que conecta nuevos territorios y los invade con su color, con sus formas, con su perfume, que van cambiando y fusionándose con los colores, formas y perfumes de lo invadido.

Se puede ser un sedentario, o un amigo y amante fiel y moverse entre las cosas, estar siempre en el medio, no dejar de hacer mundo. Y , por el contrario, se puede ser un viajero empedernido, que cambia de lugares y de amores y, sin embargo, siempre estar en el mismo sitio.

Anuncios

Acerca de Antonio Rodríguez Menéndez

Estudié Sociología y Magisterio. Soy actor, director de teatro, dramaturgo y profesor de escritura creativa, entre otras cosas. En 2003 fundé el Proyecto Fahrenheit 451 (las personas libro) y la Escuela de Lectura de Madrid, de la que deriva La voz a ti debida, todos ellos proyectos para el fomento de la lectura y la defensa de los libros.
Esta entrada fue publicada en Lectura, Recomendaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s